ASPIRADORA: 5 USOS NO CONVENCIONALES QUE TE SERÁN MUY ÚTILES

La aspiradora es, actualmente, uno de los electrodomésticos más utilizados en nuestros hogares. Y, aunque no lo sabías, puede ayudarte en más situaciones de las que te imaginabas. Sigue leyendo y descubrirás unos cuantos consejos de cómo sacarle el máximo partido con tan solo un poco de imaginación.

 

Ya sabemos que la aspiradora es un aparato maravilloso que nos ahora muchísimo esfuerzo en la dura tarea de limpiar la suciedad de nuestro hogar. Y desde su aparición, el avance de la tecnología nos ha proporcionado cada vez productos más modernos que nos permiten una limpieza más profunda y cómoda de la casa.

Pero hoy vamos a darte unos trucos muy sencillos sobre cómo usar tu aspiradora de una manera poco convencional. Son trucos en los que no importan mucho los avances tecnológicos. De hecho, son tan simples que no sirven para un robot aspirador, ni siquiera aunque sea uno de esos fantásticos Roomba. Sólo sirven para el de toda la vida, aspirador con bolsa o sin bolsa, no importa. Pasen y vean:

 

1. LIMPIAR LOS LUGARES A LOS QUE, REALMENTE, NO SE PUEDE ACCEDER

Hay lugares que es muy complicado poder limpiar correctamente porque son de muy difícil acceso: las esquinas, algunos recovecos, las guías de puertas y ventanas de aluminio, etc.

Un truco muy sencillo para conseguir alcanzar estos espacios es crear un pequeño alargador con un rollo de papel higiénico o de papel de cocina. Manipulas un extremo para darle la forma correcta y ya está.

2. TRANSFORMA TU ASPIRADORA EN UN AMBIENTADOR

Es truco muy sencillo y te ayudará a combatir los malos olores en tu casa. Tan solo tienes que introducir un poco de canela en polvo en la bolsa de la aspiradora. Simple y eficaz.

Lamentablemente, si tienes un aspirador sin bolsa este truco no te servirá.

3. LIBERAR ESPACIO DE ALMACENAMIENTO

Usando bolsas de almacenamiento al vacío puedes guardar un montón de cosas ocupando el mínimo espacio posible. Son ideales para almacenar sábanas, ropa de verano o de  invierno, trajes de esquí, mantas, cojines, juguetes blandos y mucho más.

Las bolsas al vacío protegen su contenido de la suciedad, los olores, la humedad, los insectos y otros factores externos. Además, puedes utilizarlas tantas veces como desee. Y su funcionamiento es muy sencillo.

Simplemente tienes que meter lo quieres guardar por la abertura de grandes dimensiones y después extraer el aire con tu aspiradora. Una cremallera sin dientes garantiza el envasado seguro de su interior. Y así puedes liberar espacio en tus armarios de una manera cómoda y sencilla.

Si necesitas bolsas de almacenamiento al vacío, la Bpro son fantásticas. 6 unidades sólo cuestan 17,49 € y miden 80 x 60 cm.

 

 

4. UTILIZA TU ASPIRADORA PARA ELIMINAR MARCAS DE LOS MUEBLES EN LA ALFOMBRA

Es algo con lo que todos nos hemos encontrado. Dejamos un mueble sobre una alfombra siempre en la misma posición durante mucho tiempo y después nos encontramos con unas molestas marcas que creemos imposibles de eliminar.

Pues también hay una manera muy simple de deshacerse de ellas. Consiste en colocar unos cubitos de hielo sobre las marcas. Al deshacerse, penetrarán en las marcas, devolviéndoles su forma original. Luego sólo será necesario pasar el aspirador para secar la alfombra y vuelva a estar como nueva.

5. ENCUENTRA PEQUEÑOS OBJETOS PERDIDOS

Esta situación también nos ha ocurrido a todos. Perdemos un objeto pequeño y ya no lo volvemos a ver nunca más en la vida. ¡Nos podemos volver locos buscándolo!

Por supuesto, con nuestra aspiradora podemos preparar un dispositivo infalible para encontrar el objeto más minúsculo. Simplemente hay que colocar una media en el extremo del tubo de aspiración fijándola con una goma, para evitar que el objeto en cuestión se nos cuele en el interior del aspirador. Y a pasar la aspiradora por la zona donde creemos haberlo perdido.

¿Se os ocurre algún otro truco para vuestra aspiradora?