LLEGA EL BUEN TIEMPO, ¡ES HORA DE SACAR LA BARBACOA!

En robotaspirador10 estamos muy contentos. ¡Parece que el invierno se ha olvidado de nosotros y se avanza la primavera! Y eso significa que podremos hacer una de las cosas que más nos gustan. Sacar la barbacoa y preparar unas fantásticas comilonas al aire libre, disfrutando del buen tiempo.

Por supuesto, también es un tema que nos interesa porque así también podremos hablar del aspirador de cenizas. Ya sabéis que es la parte desagradable de montar una barbacoa, que luego hay que recoger todos los residuos. Pero, tranquilos, que no os daremos mucho la brasa con esto del aspirador de cenizas. ¡Vamos a hablar de carne!

LA BARBACOA, UN CLÁSICO DEL BUEN TIEMPO

Cuando empieza a apretar el calorcito y llega este tiempo tan estupendo, ¿qué hay más típico además de las terracitas y los hits de Gerogie Dann? Las barbacoas, por supuesto. No hay quien se resista a una invitación a disfrutar de una buena barbacoa en el jardín, en una terraza, junto al mar o aunque sea en el balcón de casa. Es una tentación irresistible.

Y es que además son como una especie de ritual. Porque no se trata sólo de la comida en sí. Se trata de todo el proceso. En una barbacoa todo tiene su gracia especial. Para empezar, no es una cosa que organices tú solo para montártelo en plan solitario. Primero quedas con los amigos o la familia. Y eso ya apetece. Cualquier excusa es buena para montar una fiesta, y una barbacoa siempre es una excusa perfecta. ¡De las mejores!

Y ya sabéis como funciona esto. Nos juntamos todos, hay que traer la leña, el carbón, las viandas que se van a degustar. A veces todo lo trae una persona y luego dividimos gastos. En otras ocasiones cada uno trae una parte. Y también son muy importantes las bebidas, ¡no nos olvidemos! En definitiva, organizar barbacoas es un evento muy social.

Luego está el tema de quién enciende el fuego. Tranquilo que siempre que siempre hay algún experto sobre el tema. Y empieza la acción. Preparar las brasas y empezar a cocinar. Se puede ir comiendo a medida que van saliendo las viandas. Porque no tiene por qué ser de carne. Bueno, para mí personalmente es lo ideal, pero una barbacoa puede ser también de verduras, de pescado e incluso de frutas que últimamente se está poniendo de moda.

Y bueno, ¡a disfrutar del rato! Y luego a recogerlo todo. Recoger las mesas, tirar todos los restos de la comida, limpiarlo todo y si tienes a mano un buen aspirador de cenizas la faena se acabará en un santiamén.

CONSEJOS PARA PREPARAR LA MEJOR BARBACOA

Ya sabemos que es la excusa perfecta para quedar con los amigos o con la familia. Pero preparar una barbacoa no es tan fácil como creemos. No todo el mundo sabe hacerlo correctamente y hay unas cuestiones de seguridad que se deben de tener en cuenta:

  • Lo principal es prepararla lo más lejos posible de cualquier material inflamable, como por ejemplo la ropa tendida (no, no os riáis, que esto ha pasado).
  • Por supuesto, nunca en el interior de un edificio, siempre debe prepararse al aire libre. Lógico, ¿no? (pues también pasa).
  • Siempre debe haber alguien vigilando el fuego y debe evitarse que los niños se acerquen.
  • Se debe montar sobre una superficie plana para controlar adecuadamente su estabilidad (y sí, hay que ver lo que suele ocurrir).
  • Hay que tener mucho cuidado con las quemaduras utilizando los accesorios adecuados.
  • En las barbacoas de carbón la parrilla debe estar, al menos, a 10 cm del carbón. Lo mejor es elegir modelos de parrilla regulable.
  • No se te ocurra encenderla con alcohol o gasolina (muy típico de las películas americanas, pero absurdo y peligroso). Lo mejor es pastillas o geles.
  • No coloques los alimentos hasta que las llamas hayan desaparecido y una capa de ceniza blanca cubra las brasas.
  • Cuando termines de comer apaga el fuego y después recoge los restos. Te será mucho más sencillo con un aspirador de cenizas, ya lo sabes.
  • Y, para más seguridad, ten a mano cubo de agua o de arena, por si a caso.

CÓMO COCINAR LA CARNE EN UNA BARBACOA

Como decíamos antes, en la barbacoa puedes cocinar toda clase de alimentos, pero seamos realistas, la carne es un clásico. Y, a pesar de su fama, es una forma muy saludable de cocinar. El verdadero problema es que, a menudo, solemos dejar que la carne se queme y eso sí que es muy poco sano.

El culpable es el benzopireno y otras sustancias cancerígenas similares que se forman cuando la carne se ha quemado o cuando su grasa se ha fundido sobre las brasas. Ahí está el error. ¡Mal!

Aquí tenéis unos cuantos consejos para cocinar la carne de la manera adecuada:

  • Si preparas la barbacoa en un día muy caluroso, procura que la carne pase el mayor tiempo posible refrigerada. Las bolsas isotérmicas o las neveras portátiles con bloques refrigerantes son una opción fantástica.
  • Antes de manipular los alimentos, lávate bien las manos (a eso se le llama sentido común).
  • Utiliza cubiertos diferentes para la carne cruda y la carne cocinada. Así evitarás posibles contaminaciones cruzadas.
  • Con las carne más grasa, una buena manera de cocinarlas es envolviéndola en papel de aluminio.
  • Si un pedazo de carne se quema, mejor tirarlo que comértelo.
  • Y si consideras que la barbacoa no ha cocinado lo suficiente la carne siempre tienes la opción de darle una pasada por el horno o la sartén.
  • La carne que sobre y no se vaya a cocinar métela en la nevera cuanto antes.

LIMPIAR LA BARBACOA

Cuando hemos acabado la comilona llega el fastidioso momento de recoger y limpiar. Sí, es un fastidio y alguien debe hacerlo. Lo mejor es que no dejes que se escapen los comensales antes de que esté todo recogido. Es lo mínimo que pueden hacer después de un festín como el que les has ofrecido, ¿no? Entre todos todo quedará listo en unos minutos.

De todas formas, limpiar la barbacoa es una tarea especialmente desagradable. Aunque hayáis apagado el fuego es muy posible que aún hayan brasas encendidas. Pero, aún en caliente, una vez se ha utilizado hay que limpiarla para que la puedas volver a utilizar tranquilamente la próxima vez.

Por suerte hay varios productos específicos para su limpieza. Por ejemplo, si tu barbacoa tiene cajón de cenizas, todo te va a ser mucho más fácil porque los residuos estarán más recogidos. Si no tendrás que tirar de aparatos como rascadores y demás para poder recogerlo todo.

Y ahora llega lo más duro. ¿Tienes aspirador de cenizas? Si no tienes ya sabes lo que te toca. Hacerlo a mano con un recogedor, una escobilla (cuidado que no se te queme) y un recipiente que soporte os posibles rescoldos ardientes.

En cambio, si dispones de una práctica aspiradora de cenizas todo va a ser mucho más fácil porque ya suelen estar preparas incluso para soportar las cenizas en caliente. Simplemente acercas el aparato, lo enchufas, aspiras los residuos y todo va al contenedor. Luego lo vacías y listo. Y no te habrás ensuciado nada. Más limpio y fácil imposible.

Aquí tenéis un vídeo donde podéis ver lo sencillo que es acabar con todos los restos de la parrilla después de acabada la barbacoa con un práctico aspirador de cenizas:

El modelo que podéis ver en el vídeo es sólo para cenizas frías, pero en nuestra tienda encontraréis también diferentes productos para cenizas en caliente.

 

RESUMIENDO

En resumen, lo que importa realmente en estos momentos es que ya podemos empezar a disfrutar de nuestras barbacoas. Que ya podemos salir al aire libre a disfrutar de unas buenas comilonas con nuestros amigos o con nuestras familias. Y que son buena gente y luego os ayudan a recoger, pues mejor que mejor. Si tenéis que limpiar la barbacoa a mano. Pues no pasa nada, tampoco se va a acabar el mundo por eso. Casi toda la vida lo hemos hecho así. Pero si podéis comprar una aspiradora de cenizas, ya veréis como notaréis todas sus ventajas.

Por ejemplo, los mejores aparatos tienen un filtro de cenizas que evitan que el polvo y las pequeñas partículas se esparzan por todos lados.