RADIADORES O CALENTADORES ¿QUÉ ELEGIR PARA EL PRÓXIMO INVIERNO?

En estos artículos ya hemos hablado más de una vez de las ventajas de tener un aspirador de cenizas si tenemos en casa una barbacoa, una chimenea o una estufa de leña. Y dentro de poco se acabará este verano que ha empezado tan pronto y es buena idea ir preparándose.

Aunque hoy no volveremos a tocar el tema del aspirador de cenizas. Hoy vamos a hablar sobre aparatos de calefacción. Y si nos acercamos a una tienda de electrodomésticos, veremos que es una sección en la que hay mucho donde elegir. Y la primera pregunta es ¿cuáles son mejores? ¿Los radiadores eléctricos o los calentadores?

Las estufas de leña tienen su encanto. Aún más si cuentas con un aspirador de cenizas para dejarlo todo bien limpio y recogido. Pero no siempre se pueden colocar en cualquier sitio. En cambio los radiadores eléctricos son muy funcionales, y los calentadores son muy prácticos.

Lo mejor es siempre dejarse aconsejar. Y lo mejor es ponerse en manos de un experto. Si no sabemos decidirnos entre los calentadores y los radiadores eléctricos, nuestros amigos de Bazar el Regalo, la tienda online de electrodomésticos nos darán unos cuantos consejos para que podamos elegir con conocimiento.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS CALENTADORES

Los calentadores de aire son pequeños electrodomésticos, cuyo funcionamiento consiste en expulsar aire caliente de forma rápida y focalizada hacia un punto concreto. Dependiendo de la marca y los modelos, los hay verticales, de pared o para apoyar en el suelo o en una mesa. Cuentan con un termostato para poder regular la temperatura según nuestra conveniencia y algunos, además, también tienen cabezal oscilante para poder dirigir el aire.

Son aparatos útiles para estancias de pequeño tamaño, ya que sirven como complemento de nuestro sistema primario de calefacción. Eso significa que pueden aportarnos el calor que nos hace falta en esos días que no hace aún un frío extremo o en un lugar donde vayamos a pasar unas cuantas horas.

La mayor ventaja de los calentadores de aire es que el calor es prácticamente instantáneo. Además son muy fáciles de utilizar, mantener y almacenar. Es una forma de calefacción limpia, que no usa combustibles ni emite gases, ni tampoco expulsa humo y no nos hará falta un deshumidificador en casa.  A todo eso, hay que añadirle que se trata de unos pequeños electrodomésticos muy económicos.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LOS RADIADORES ELÉCTRICOS

Por otro lado, los radiadores eléctricos son un tipo de pequeño electrodoméstico que emiten el calor por convección y son muy prácticos para habitaciones o estancias grandes y pequeñas.

Eso sí, dependiendo del tamaño de la habitación deberemos de tener en cuenta su potencia. Hay que tener en cuenta que los radiadores eléctricos son más potentes que los calentadores aunque también es mayor su precio.

Respecto a su colocación, podemos tenerlos fijos en la pared o bien pueden ser portátiles, es decir, pueden tener ruedas y ser transportables de un lugar a otro.

Además, los radiadores eléctricos nos permiten controlar la temperatura y son programables.

Otra ventaja muy importante de estos aparatos es que pueden ser energéticamente eficientes, tan solos apagándolos unos minutos antes de lo previsto. De esta forma aprovechamos el calor residual que irradian para seguir calentando la habitación. Con este simple gesto, ya ahorramos dinero.

¡Esperamos que estos consejos de nuestros amigos de Bazar el Regalo os hayan sido útiles!