CÓMO USAR EL ASPIRADOR DE CENIZAS CON LA BARBACOA

Ya tenemos aquí la primavera y parece que empiezan a llegar los fines de semana con buen tiempo. Así que ya podemos empezar a pensar en ir sacando nuestras barbacoas. Y, junto a ellas, un accesorio imprescindible, el aspirador de cenizas.

Organizar una barbacoa es una de las cosas más divertidas que tiene la llegada del buen tiempo. Pero, como todo, también tiene su parte desagradable. En su caso, es que cuando hemos acabado de la comilona y de la fiesta, nos toca limpiar todos los residuos. Y para eso lo mejor es contar con un buen aspirador de cenizas.

En un artículo anterior, ya os hablamos un poco sobre cómo organizar una buena barbacoa. Así que hoy toca ponerse un poco más pesaditos con el tema de cómo limpiarla adecuadamente. Es algo un poco pesado, pero si no se hace adecuadamente y en su momento, vamos acumulando restos en la parrilla, y ésta irá perdiendo rendimiento.

Para retirar toda la ceniza de vuestra barbacoa, no importa del modelo que sea, siempre tenemos dos opciones:

  • Retirar los restos con una pala y un recogedor. Es lo que se ha hecho siempre, pero suele ser más engorroso.
  • utilizar un aspirador de cenizas, la solución más limpia, rápida y sencilla.

CÓMO FUNCIONA UN ASPIRADOR DE CENIZAS

En un principio, un aspirador de cenizas es como cualquier aspiradora normal, sólo que se diferencia de éstas por su estructura, fabricada específicamente para soportar las cenizas, su tubo de aspiración, y su boquilla metálica. A continuación te explicamos cómo funciona:

  • En esencia, básicamente su funcionamiento es el mismo que el de cualquier aspiradora. Sólo que el aspirador de cenizas es un aparato creado específicamente para tratar con los residuos de chimeneas, estufas de leña, barbacoas, etc.
  • Para empezar a usarlo, hay debemos esperar a que ya no queden pedazos de brasas incandescentes, así evitaremos accidentes innecesarios. De todas formas, existen modelos especialmente preparados para soportar algunas brasas.
  • Al usarlo, debemos de tener en cuenta de que, al tratarse de un aparato metálico, es muy posible que se caliente y nos quememos. Así que es mejor utilizarlo con guantes.
  • Retiramos toda la ceniza aplicando la boquilla aspiradora, como si usáramos cualquier aspirador. También le podemos dar un repaso por todo el exterior de la barbacoa para que quede bien limpia.
  • Además, si tenemos la suerte de contar con un jardín de tener algunas plantas, podemos utilizar esas cenizas recogidas como un fertilizante natural. Esas cenizas son muy ricas en fósforo y en potasio y absorben gran cantidad de agua y serán estupendas para las plantas.
  • Una vez tengamos la barbacoa limpia ya podemos recogerla y guardarla, lista para el próxima banquete.

Como podéis ver, su funcionamiento es muy sencillo y es la manera más rápida y práctica de dejar la barbacoa bien limpia y sin ensuciarnos.

Aquí os dejo un vídeo de demostración de cómo limpiar vuestra barbacoa con un aspirador de cenizas: